Niños y niñas sin techo en España

Odisea Global/ Ollin Rafael

La semana pasada fue presentado en España el informe Niños, niñas y jóvenes sin hogar en España y los datos que muestra son muy graves. Dice que en el país ibérico viven 40 mil niños, niñas y adolescentes tutelados por el estado, 10 mil más en el año 2007, lo cual pone de manifiesto las dificultades por las que en los últimos siete años han pasado los ciudadanos españoles sobre todo, y esto lo reconoce el informe, debido a los recortes sociales y los desahucios que han venido ocurriendo desde que las instancias económicas le han exigido al país más austeridad debido a la necesidad de salir de la crisis. Curiosamente la austeridad en lugar de sacar a los países de la crisis ha provocado situaciones de pobreza aún más graves que las que había, lo cual es bastante normal cuando dejas sin protección social a los cada vez más numerosos ciudadanos vulnerables de tu país. Desde el inicio de la crisis 800 mil niños y niñas han caído bajo el umbral de la pobreza, según un informe de UNICEF (Los niños de la recesión), el mayor aumento de los países desarrollados, solo por detrás de México y Estados Unidos (2 millones y 1.7 millones, respectivamente) gravísimo en un país en las que los desempleados han perdido su derecho al uso de la seguridad social dado que no cotizan.

Hoy, la macroeconomía del país parece estar retomando la senda del crecimiento sin embargo, los ciudadanos de a pie siguen en la caída libre del desamparo. Este panorama es desalentador sobre todo para los niños y las niñas, los más vulnerables en estos casos, no hace falta más que revisar el informe del estado de la infancia en el mundo realizado por UNICEF para darse cuenta que los datos de países desarrollados como España o en vías de desarrollo como Brasil, han empeorado sustancialmente desde la puesta en marcha de las medidas de austeridad y que a pesar de ellas las grandes fortunas en esos países han aumentado exponencialmente haciendo crecer de manera abrupta la brecha social.

Según el sumario de la investigación que realiza la Fundación Simetrías como parte de un estudio más amplio dentro del Programa Daphne de la Comisión de Justicia de la UE (http://agreenment.altervista.org/wordpress/wp-content/uploads/2013/06/Spain-Summary-Report.pdf), en España hay alrededor de 2 millones de niños y niñas viviendo en pobreza, de esos, 33 mil dependen del Estado, el número más alto de toda la Comunidad Europea, y 14 mil viven en sus refugios, 10 mil de ellos son menores 6 años. Pero el problema más urgente son los que viven en familias sin techo y sin comida de los cuales no hay cifras oficiales. Otro de los grandes problemas es el de los niños y niñas inmigrantes no acompañados muchos de los cuales son invisibles ya que no forman parte de ningún sistema de registro, esto incluyendo a niñas atrapadas por traficantes de blancas que están sufriendo abusos sexuales.

Lo más descorazonador de todo es que gran parte de esto, a pesar de la crisis, pudo haberse evitado si se hubiesen tomado las medidas adecuadas, según Carmelo Angulo, presidente del Comité español de UNICEF, medidas que no eran desconocidas para las fuerzas políticas, “Las políticas que se aplican importan mucho. Hay países que han conseguido, no sólo minimizar el impacto de la crisis, sino reducir la pobreza de los niños”. La clave está en las políticas sociales, tal es el caso de países como Chile, Eslovenia o Polonia que a pesar de la crisis han disminuido su pobreza infantil frente a países como España en el que el sistema impositivo y la política social, caída en la inversión en infancia y la austeridad, han contribuido a aumentar la, cada vez más enorme, desigualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *