Tag Archives: niños

REDIM llama a la aprobación inmediata de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

La Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM hace un llamado urgente a la Cámara de Diputados para que continúe el gran trabajo que realizó el Senado de la República al avanzar hacia la creación del Sistema Nacional Protección Integral, reflejado en el proyecto de Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que les fue enviado el pasado 30 de septiembre.

Llamamos a la aprobación inmediata de esta Ley General y a que se mantenga en ella el principio de laicidad y garantía de los derechos de la infancia a los que está obligado el Estado mexicano.

Invitamos a la Cámara de Diputados a evitar que la discusión de la Ley General entre al juego político electoral que pretenden provocar grupos de presión conservadores y que ocasionaría regresiones en el marco de derechos de la infancia.

Exhortamos a establecer una ruta de trabajo para armonizar las leyes que ameriten discusión en los próximos períodos legislativos. Consideramos que en este momento es prioritario enfocar los esfuerzos, de tal manera que se etiquete y garantice el máximo de recursos disponibles en la Ley de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2015 a fin de implementar el Sistema Nacional de Protección Integral de Derechos Niñas, Niños y Adolescentes. Esto permitirá al Estado mexicano afrontar el gran rezago que tiene en el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989).

Con este fin, nos dirigimos al Dip. Silvano Aureoles Conejo (PRD), Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, al Dip. Manlio Fabio Beltrones Rivera (PRI) Presidente de la Junta de Coordinación Política y a la y los Diputados que integran esta Junta: José Isabel Trejo Reyes (PAN), Ricardo Monreal Ávila (MC), Agustín Miguel Alonso Raya (PRD), Arturo Escobar y Vega (PVEM), Alberto Anaya Gutiérrez (PT) y a la Diputada María Sanjuana Cerda Franco (Alianza) para recordarles que las y los diputados tienen en sus manos una decisión que puede cambiar la vida de millones de niñas, niños y adolescentes mexicanos.

Recordamos que el pasado 16 de octubre hicimos entrega a la Cámara de Diputados de más de 13 mil firmas de líderes de opinión, ciudadanas y ciudadanos a través de las cuales se pide la creación de este Sistema Nacional que significaría un paso más para pagar la deuda histórica que el Estado tiene con la niñez y la adolescencia en nuestro país.

Atentamente
Juan Martín Pérez García
Director Ejecutivo / Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM
@juanmartinmx
@derechoinfancia

Las niñas de Pakistán

Odisea/Ollin Rafael

El valle del Swat es un hermoso paraje bañado por el río del mismo nombre afluente del río Indo que nace en la cordillera del Hindukush unas montañas que se encuentran entre Afganistán y Pakistán. Una de las primeras referencias sobre ellas que llegó a occidente fue la traída por la expedición de Alejandro Magno que llamó a la cordillera Parapamisos. Si a vista de pájaro continuásemos hacia el oriente sobre la cordillera nevada, atravesaríamos las cordilleras del Pamir, el Karakórum hasta llegar al Himalaya, la cordillera más alta del planeta con cimas de más de 8 mil metros de altura y en donde se localizan varios de los lugares más sagrados para el hinduismo y el budismo.

Aproximadamente 2,300 años después de que Alejandro Magno cruzase el río Swat y admirase aquellas altas montañas, del valle escapó el terrible rumor de la intolerancia y la violencia. En el 2007 los talibanes llegaron al valle del Swat a imponer la versión más radical de la ley islámica, la sharía, y empezaron una batalla por el control del territorio contra el ejército pakistaní. Dos años después, 200 colegios de niñas menos, 1,500 refugiados más, el gobierno de Pakistán, temeroso de la expansión del poder del grupo terrorista decidió pactar un alto al fuego a cambio de aceptar la implantación de la ley islámica en ese territorio. Sin embargo y a pesar de ello hubo voces dentro del territorio que continuaron manifestándose en contra aquellos que querían imponer la ley religiosa, la injusticia y el silencio. Una de esas voces fue la de una jovencísima niña de 13 años que publicaba un blog para la BBC en donde narraba la vida bajo el régimen talibán. Gracias a ese blog publicado con el pseudónimo de Gul Makai el mundo se enteró de la terrible situación por la que atravesaban los habitantes de aquella remota y olvidada región.

Gul Makai alcanzó tanta notoriedad que los talibanes la comenzaron a sentir como una amenaza, el 9 de octubre del 2012 el TTP (Tehrik e Taliban Pakistan) un grupo terrorista vinculado a los talibanes intentó asesinar a Malala Yousafzai, la niña tras el pseudónimo, con un tiro que le atravesó la cabeza de parte a parte. Afortunadamente Malala sobrevivió y de una manera asombrosa se convirtió en la voz de la defensa de los derechos de todos los niños y las niñas en el mundo.

A pesar del feliz final para Malala y de la convulsión mundial que provocó el ataque contra ella, las cosas no han mejorado demasiado para las niñas en Pakistán, según UNICEF, la tasa de mortalidad materna es de 276 por cada 100 mil nacidos vivos cuando en Estados Unidos es de 17; 1 de cada 10 niños y niñas muere en los primeros 5 años de vida por causas que podrían evitarse fácilmente; la mitad de los niños y dos terceras partes de las niñas no terminan la educación básica; la tasa de alfabetización de las mujeres es apenas del 42%; en Pakistán se calcula que trabajan 3.3 millones de niños. Y la religión sigue amputando los derechos de las niñas.

La semana pasada Malala recibió el premio nobel de la paz, compartido con el activista indio Kailash Satyarthi, por su valentía y lucha en la defensa de los derechos de las niñas, un premio a la lucha pacífica y a la importancia de la educación como arma contra el extremismo. Pero no es suficiente, todos deberíamos poner más de nuestra parte para garantizar la igualdad de derechos, la igualdad de oportunidades, ser un poco más Malala.

REDIM FELICITA AL SENADO DE LA REPÚBLICA POR MODIFICAR Y APROBAR LA INICIATIVA DE LEY GENERAL DE DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

México DF a 29 de Septiembre, 2014.- La Red por los Derechos de la Infancia en México, REDIM saluda la decisión y felicita el trabajo de las y los Senadores al modificar de forma importante la iniciativa preferente de Ley General enviada por la Presidencia. #REDIM valora de forma especial que los legisladores tomaran en cuenta la opinión y experiencia de las organizaciones de la sociedad civil, académicos y organismos internacionales para modificar esta Ley General, ya que orientará la política pública a favor de la infancia en nuestro país.

Ya eran muchos años de rezago en la armonización legislativa, la última ocurrió el año 2000 cuando fue aprobada la Ley federal. El Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas ha recomendado a México en varias ocasiones actualizar su legislación en derechos de la infancia. Con la aprobación del día de hoy se da un salto cualitativo importante con la Ley General de derechos de niñas, niños y adolescentes, votado por unanimidad en el pleno del Senado de la República. Aún falta la revisión, ajuste y aprobación en la Cámara de Diputados, donde seguramente varios temas podrán ser precisados para lograr la mayor armonización posible.

REDIM destaca que después de la aprobación en la Cámara de Diputados se abre una nueva etapa para el Estado Mexicano. Lograr la implementación de la ley general demandará un una clara voluntad política del Presidente de la República, del Secretario de Gobernación, Secretarias y Secretarios y Gobernadores de todo el país. Será importante reconocer las inercias institucionales, las falsas creencias en la educación de niñas y niños, así como reconocer la gran tarea de formación y capacitación a las y los funcionarios que operarán esta Ley General en beneficio de niñas, niños y adolescentes que viven en México.

También será necesario para el Poder Legislativo Federal y en los Congreso Estatales armonizar las leyes federales, locales y municipales que obstaculicen la implementación de la Ley General, evitando con ello se quede sólo en el papel.

Será indispensable que la Cámara de Diputados se comprometa a destinar mayor presupuesto etiquetado para la implementación de la Ley General en proceso de aprobación. Ese presupuesto deberá verse reflejado en la Ley de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Finalmente la REDIM señaló que este es un momento histórico que marca una nueva etapa en la vida de niñas, niños y adolescentes; este es un momento de celebración ya que después de más de tres años de impulsar la campaña Por una ley de altura (#x1leydealtura) este día por fin ganó la niñez, ganó México, ganamos todas y todos.

Atentamente

Juan Martín Pérez García

Director ejecutivo

Red por los derechos de la infancia en México

#REDIM @derechoinfancia @juanmartinmx

Bajo el Estado Islámico no hay derechos para los niños y las niñas

Odisea/Ollin Rafael

Es muy difícil saber lo que está sucediendo en los territorios ocupados por el Estado Islámico aunque se puede intuir que no es nada bueno. Otro frente más abierto en el Medio Oriente en donde la situación ya es insostenible. A veces las interpretaciones más obcecadas de la religión tienden a volverse radicales y a dañar a los más débiles. El Estado Islámico está imponiendo un imperio de terror en los territorios que se encuentran bajo su dominio, sobre todo Siria e Irak en donde se calcula que ya hay 2 millones de desplazados por la violencia y de los cuales 400 mil son niños y niñas, y no solo es la imposición de las visiones más radicales de la ley islámica, la sahría, sino la total ceguera con que la aplican, obviamente los derechos humanos son inexistentes. El 5 de agosto 40 niños y niñas de la minoría Yazidi murieron como consecuencia directa de esa violencia. “Los niños son especialmente vulnerables, y también son los más afectados por la violencia continua, el desplazamiento y los enfrentamientos en Irak”, dice UNICEF en un comunicado en el que también “reitera su llamamiento urgente para que todos los niños sean protegidos y puedan recibir de manera inmediata la ayuda que necesitan para salvar sus vidas.”
Hay información, según Leila Zerrougui, la representante especial del secretario general de la ONU para los niños y los conflictos armados, de que los niños están siendo reclutados para combatir con el EI, se encargan de transportar armas, hacer guardia, arrestar civiles, pero lo peor son los niños que “han sido usados como atacantes suicidas”, añadió.
Por su parte el presidente de la Comisión de Investigación de la ONU sobre Siria, Paulo Sergio Pinheiro, dijo esta misma semana que ”los niños (sirios) son obligados a presenciar ejecuciones y posteriormente a caminar en medio de los cuerpos crucificados en las plazas (…) El adoctrinamiento de los niños es una prioridad para el Estado Islámico” y la “inacción (del consejo de seguridad de la ONU) les ha permitido a las fuerzas beligerantes actuar impunemente y ha atizado aún más la violencia que está destruyendo a Siria”. “El EI es el que más provecho saca de esta situación”, se quejó el brasileño. “Ya no confío en que la enumeración de los miles de muertos y desplazados sea motivo para que ustedes actúen”, concluyó amargamente. La estrategia seguida por el EI en Siria, según la ONU, es la misma que está siendo llevada a cabo en Irak, en donde se calcula que desde el inicio del conflicto al menos 700 niños y niñas han muerto o sufrido mutilaciones.
No se pierdan el siguiente video de The Syrian Campaign una acción lanzada en Reino Unido para intentar que los líderes mundiales se pongan de acuerdo para poner fin al sangrante conflicto.

Observatorio de los derechos de la infancia: nños y niñas indígenas. En el marco de la Conferencia Mundial sobre pueblos indígenas

Observatorio de los Derechos de la Infancia: niños y niñas indígenas.

La semana pasada se realizó en la ONU la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, un encuentro que pretendía tener como fruto un texto en donde se establecieran las obligaciones de los Estados para el reconocimiento los derechos de los Pueblos Indígenas. El resultado de la conferencia fue el “Documento final de la reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General conocida como Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas” (ver documento completo). Lamentablemente el texto sólo refleja las buenas intenciones de los Estados pero no establece herramientas que los obligue a nada. Y esto es un gran fracaso porque el rezago en la garantía de los derechos para los Pueblos Indígenas es enorme, en particular de niños, niñas y adolescentes. En México, la desigualdad ligada al no cumplimiento de los derechos de los Pueblos Indígenas es gravísima. En Odisea A.C. hemos investigado a fondo este fenómeno, particularmente en lo que tiene que ver con la infancia, fruto de lo cual ha surgido un panorama bastante esclarecedor. En nuestro Observatorio por los Derechos de la Infancia presentamos esta infografía.

Para descargar el Observatorio en PDF: aquí.

Niños y niñas sin derechos en la guerra de la República Centroafricana

Odisea/Ollin Rafael

Serengino Nicolette Divina es una niña de 13 años de edad que, como a casi todas las niñas de su edad, le gusta ir a la escuela. El problema es que Serengino vive en la República Centroafricana en donde no es tan fácil. Desde hace meses, el país está viviendo una crisis de violencia, desplazamientos e inestabilidad que ha obligado a cerrar escuelas, un espacio que muchas veces constituye el único lugar de normalidad dentro del caos. Lamentablemente, parece que el conflicto aún se alargará; algo en las profundidades ha sido tocado y ahora volver atrás resulta imposible. Demasiada sangre se ha derramado y el perdón no parece factible. La niña Nicolette huyó a un campamento cercano con su familia después de que los rebeldes atacaran su comunidad. “Los selekas regresaron el domingo. Cuando regresaron yo no lo sabía, había ido a comprar el pan para el almuerzo y luego me iba a ir a la escuela. Cuando fui a comprar el pan, comenzaron con amenazas. Mi padre dijo que volviera a casa y no saliera. Cuando volví a la casa, había selekas matando y masacrando gente y saqueando. Por eso mi padre dijo que no podíamos quedarnos en nuestro vecindario”.
Para algunos funcionarios de UNICEF que se encuentran en el país centroafricano es horrible la crueldad y la impunidad con la que los niños y las niñas han sido y siguen siendo asesinados y mutilados. Según el organismo de las Naciones Unidas para la protección de los niños y las niñas, en los primeros meses del 2014 aumentó la violencia a niveles que no tenían precedentes y hoy apenas ha disminuido. Los ataques sectarios y las represalias lanzadas por la milicia anti-Balaka, autodefensas cristianas, y los combatientes de ex-Séléka, milicias musulmanas, constituyen graves violaciones contra los niños y las niñas. Los niños están siendo usados como armas de guerra, “son cada vez más un objetivo de la violencia debido a su religión o a su comunidad”, dijo Manuel Fontaine, director regional para África occidental y central de UNICEF.
No importa el origen del conflicto armado, ya sea religioso, económico o político, dice la ONU, en casi todos se comete el mismo crimen: reclutar a niños como soldados. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, en este momento hay por lo menos conflictos en 20 países en los que está sucediendo esto; alrededor de 300 mil niños y niñas están participando directamente en guerras. En la República Centroafricana no es diferente. Los grupos rebeldes y las milicias progubernamentales han reclutado niños para combatir y niñas para ser usadas como esclavas sexuales; se calcula que suman 6 mil. Solo en los primeros dos meses del conflicto, 133 niños, según datos de UNICEF, fueron asesinados y mutilados; además, se verificaron casos de extrema violencia en el que niños fueron decapitados. En Boali, una ciudad al noroeste de la capital, una de cada cuatro víctimas ha sido un niño o una niña.

Todo empezó hace meses, cuando en marzo de 2013, Séléka, una coalición de grupos principalmente musulmanes, se quiso imponer a sangre y fuego sobre una población mayoritariamente cristiana y animista. En diciembre del mismo año, las tornas giraron y fueron grupos cristianos quienes se vengaron de los musulmanes, “se abrió la veda de caza al musulmán, en vendetta por las vidas que se cobraron los SLK en el pasado. Cabellera por cabellera”, cuenta José Mas Capos, coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras en la República Centroafricana, un ciclo que no se consiguió frenar ni con la llegada de 8 mil militares franceses y africanos, ni con la evacuación de la población musulmana. Después de eso la espiral de violencia no ha cesado, va y viene, primero unos, después los otros siguen matándose. “A finales de mayo tres jóvenes musulmanes encuentran la muerte eviscerados, castrados, cuando se dirigían a un partido de fútbol reconciliatorio. Tres días después, unos jóvenes musulmanes que han tomado la determinación de pasar al ataque, en lugar de esperar a que los degüellen poco a poco como a reses en el corral del Pk5, arrojan granadas al interior de una iglesia, la Iglesia de Fátima, cosechando casi una veintena de cabezas”, narra el coordinador de MSF.
Hasta agosto UNICEF había logrado liberar a mil niños de las milicias pero la liberación es un proceso muy complicado y lento. El personal de UNICEF tiene que explicar a los comandantes la responsabilidad de los militares en la protección de los civiles, incluidos los niños y las niñas, pero también redefinir quién entra en la categoría de “niño”, porque para muchos de los comandantes solo son niños los menores de cinco años de edad. Una vez liberados, los niños se incorporan a un programa de rehabilitación preparado por la organización internacional.
UNICEF ha pedido a los dirigentes gubernamentales, comunitarios, religiosos y de la sociedad civil que contribuyan para poner fin a la violencia y trabajar juntos en favor de la reconciliación. “No hay futuro para un país donde los adultos pueden atacar violentamente a niños inocentes con impunidad”, concluyó Fontaine.

CINCO IRREDUCTIBLES PARA RECTIFICAR LA INICIATIVA PREFERENTE DE PEÑA NIETO: REDIM

Luis Alberto Barquera

La posición de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), el espacio en el que participo a través de ODISEA., A. C., es que una ley de general de los derechos de niños, niñas y adolescentes, considerada de “altura” o de calidad, no puede prescindir de los siguientes elementos mínimos:

1. ENFOQUE DE DERECHOS
La ley general debe ajustarse completamente a la letra y el espíritu del artículo 1º constitucional, desde su título, y a través de su exposición de motivos y articulado, en tres sentidos.
Primero debe reconocer a los niños, las niñas y los adolescentes como sujetos de derecho, como condición indispensable para reconocer y proteger su dignidad, calidad de ciudadanos y ejercicio de sus derechos.
En segundo lugar, debe asumir con toda claridad que existen titulares de derechos, que son los niños, las niñas y los adolescentes, y obligaciones de los titulares de deberes, que corresponden al Estado y sus funcionarios o autoridades, de acuerdo con una normativa global, en la perspectiva de hacer exigibles y justiciables los derechos.
Finalmente, en este sentido, la ley general debe asumir plenamente que el principio del interés superior del niño, de acuerdo con la CDN, se identifica con los derechos que consagra este instrumento y la Constitución para todos los niños, las niñas y los adolescentes (titulares de derechos) y con la satisfacción de éstos por parte de los titulares de deberes. El interés superior del niño es, nada más pero nada menos, la satisfacción integral de sus derechos.
En este marco, asumimos las recomendaciones del Sistema de Naciones Unidas y del Comité del Niño, así como las aportaciones de las organizaciones de la sociedad civil, como hoja de ruta para la modificación y rectificación de la iniciativa preferente en materia de infancia del presidente Enrique Peña Nieto.

2. DEFINICIÓN PRECISA DE ÁMBITOS Y ESPACIOS DE CONCURRENCIA
La ley general debe, de acuerdo con el mandato del artículo 73º y el dictamen que le dio origen, “definir la distribución de competencias y las formas de coordinación entre la federación, las entidades federativas y el Distrito Federal y los municipios”.
También debe servir para “superar la desarticulación y contradicciones de los diversos ordenamientos legales referidos a la niñez en los distintos ámbitos”. En este sentido, la ley general debe ofrecer directrices precisas para la armonización legislativa en el ámbito federal y las reformas legislativas que se requieren en las legislaciones de todas las entidades de la república.
Finalmente, la ley general debe permitir “el establecimiento de una política integral en materia de derechos de la niñez que permita una acción efectiva y coordinada del Estado mexicano para velar por el interés superior de los mismos, cumpliendo con los tratados internacionales de los que México es parte.” Los cambios institucionales necesarios para realizar esa “política integral” también deben estar previstos en la ley general.
La definición precisa de ámbitos y espacios de concurrencia es condición sine qua non para la aplicación y operatividad de la ley general.

3. SISTEMA INTEGRAL DE GARANTÍA DE DERECHOS DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
La ley general, desde un enfoque de derechos y en el marco del artículo 73º, debe prever los mecanismos, disposiciones y lineamientos necesarios para asegurar la integración y coordinación entre todos sus componentes. Nuestra propuesta es que este Sistema se integre básicamente por tres elementos, que deben ser articulados por una instancia con autoridad y competencias suficientes para realizar una coordinación efectiva que garantice derechos.
El Sistema General de Garantía de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes articula los sistemas de desarrollo social, el educativo, el de salud y el judicial, entre otros, que deben garantizar derechos a través de políticas públicas universales para todos los niños, niñas y adolescentes, en particular de niños, niñas y adolescentes indígenas, de poblaciones rurales y con discapacidad.
El Sistema de Protección Especial se enfoca a la aplicación de medidas de protección especial para niñas, niños y adolescentes a quienes se les han vulnerado sus derechos, buscando igualar condiciones y oportunidades, siempre en estrecha relación con las políticas sociales universales. Este Sistema, como señala UNICEF, se concibe como una “red” que interconecta diversas instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil, que permite que cada una realice las acciones de protección de derechos de la infancia que desde sus atribuciones y áreas de especialización le corresponden, pero de manera coordinada y “conectada” con otras. La coordinación de este Sistema debe estar a cargo del DIF.
La Defensoría debe tener fuerza legal, recursos suficientes e independencia respecto a los anteriores sistemas, en la línea de las recomendaciones que el Comité del Niño hizo en 1999 y 2006. Tiene el objetivo de defender los derechos de niños, niñas y adolescentes y procurar e impartir justicia, partiendo de que en su calidad de sujetos de derecho tienen la capacidad, de acuerdo con su edad, de participar en los procesos de los que sean parte, y que, por lo tanto, deben tener las mismas garantías, como el derecho a un debido proceso, que cualquier otro ciudadano. Idealmente debe ser autónoma, pero otra opción es ubicar esta Defensoría como fiscalía especial, integrada a la Fiscalía General de la República y a las fiscalías de los estados. Otra más es integrarla como visitaduría especializada a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así como a las comisiones estatales.
El Sistema, para poder funcionar, requiere de un órgano coordinador con fuerza y de alto nivel, presidido por el presidente de la república.

Órgano coordinador del Sistema
Es un órgano que depende directamente del ejecutivo, con facultad para diseñar, coordinar y dar seguimiento a la política pública destinada a la infancia, con fuerza técnica y jurídica para convocar y trabajar con las diferentes secretarías en el seguimiento de los planes y programas en los tres órdenes de gobierno.

Este órgano ejecutivo, dotado de autonomía y presupuesto, tendrá las siguientes facultades:

1. Definición de la política nacional de infancia, de acuerdo con los ordenamientos de la ley general y el Congreso de la Unión, en un Plan o Programa orientado a garantizar el cumplimiento de derechos de la infancia y la adolescencia, con base en la instrumentación de políticas y estrategias que contribuyan al cumplimiento de la ley general. La ley debe incluir los ejes temáticos del Plan Nacional, así como las interacciones y metas comunes entre los distintos sectores y órdenes de gobierno.
2. Coordinar el diseño y vigilar la implementación de las políticas públicas de infancia y adolescencia de los todos los sistemas estatales e intergubernamentales, con el objetivo de cerrar las brechas en el cumplimiento de derechos en todos los órdenes.
3. Coordinar la construcción de un sistema de información nacional con indicadores específicos que den cuenta de la situación de todos los niños, niñas y adolescentes del país y el grado de cumplimiento de sus derechos. El sistema de información estaría a cargo del INEGI, con el mandato de producir información y realizar el monitoreo del cumplimiento de los derechos de la infancia, tanto en lo que corresponde al Sistema Integral de Garantía de Derechos (todas las secretarías federales y las estatales), como al Sistema de Protección Integral y la Defensoría, y de generar insumos para el diseño, monitoreo y evaluación de las políticas. La forma más adecuada es hacerlo con base en un Comité Técnico Especializado, similar al que actualmente existe para el seguimiento de los Objetivos del Milenio.
4. Definir la política de difusión y capacitación orientada a niños, niñas y adolescentes y a servidores públicos.
5. Coordinar lo necesario para la realización de la evaluación externa del Plan Nacional de Infancia y Adolescencia, con el objetivo de establecer cuántos y cuáles de esos derechos son efectivamente respetados, protegidos y satisfechos por las instituciones y obtener elementos para realizar recomendaciones con carácter vinculante para éstas. Nuestra propuesta es que el CONEVAL sea el encargado de esta tarea.

4. PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL Y DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
La gobernanza del Sistema debe ocurrir en un espacio integrado de manera paritaria por autoridades, miembros del Congreso y organizaciones de la sociedad civil, en instancias deliberativas y de control de las acciones del Sistema a nivel federal, estatal y municipal.
Asimismo, la ley debe establecer los lineamientos para la creación de mecanismos que garanticen la participación de niños, niñas y adolescentes en los diferentes espacios de la vida pública y la definición de las políticas de infancia.

5. PRESUPUESTO
La ley debe prever disposiciones para la asignación de un por ciento fijo del presupuesto nacional para garantizar derechos de la infancia y la adolescencia, sin regresión en los ejercicios fiscales. En particular, debe asegurarse presupuesto suficiente para el funcionamiento inmediato del órgano coordinador del Sistema y la Defensoría.

Intelectuales y líderes de opinión llaman a Presidencia a mejorar la iniciativa de Ley para la Protección de las niñas, niños y adolescentes: REDIM

El pasado 1° de septiembre la Presidencia envió al Senado de la República una iniciativa de Ley para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes para su revisión. Esta iniciativa con carácter de preferente, deberá ser revisada en un periodo máximo de 30 días a partir de la fecha en que fue enviada a los legisladores.

Ante ello,  intelectuales y líderes de opinión expresan a través de una carta dirigida al Sr. Presidente Enrique Peña Nieto, su preocupación y llaman a acabar con el asistencialismo y la desarticulación de acciones entre la Federación, Estados y Municipios. Las y los firmantes coinciden en la necesidad de que este proyecto sea acorde con los estándares internacionales con los que México está comprometido.

En este sentido, la carta recuerda el compromiso adquirido por el Estado Mexicano firmó hace 24 años la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989) y con ello adquirió  la obligación de realizar un arreglo institucional para garantizar los derechos de niñas y niños, de ahí se deriva el compromiso de crear el Sistema Nacional de Garantía de Derechos de la Infancia, un mecanismo de coordinación que articule a las y los Secretarios de Estado, poder judicial, poder legislativo y sociedad civil para diseñar política pública dirigida a la infancia. Este Sistema Nacional estaría integrado por un Sistema de Información Único, una Defensoría de los Derechos de la Infancia y un Sistema de Protección Especial.

Los firmantes, invitan a ciudadanas y ciudadanos a firmar esta petición antes del 30 de septiembre, la carta está disponible en http://chn.ge/1wwb3mg

Firman la petición: Elena Poniatowska, Lydia Cacho, Angeles Mastretta, Guadalupe Loaeza, Denise Dresser, Ricardo Rocha, Alberto Ruy Sánchez, Margarita De Orellana, Demian Bichir, Kate del Castillo, Chema Yazpik, Saúl Hernández y Caifanes, Regina Orozco, Ana Colchero, Gael García Bernal,Vanessa Bauche, Sanjuana Martínez, John Mill Ackerman, Bertha Navarro Solares, Aurelio Asiain, Alonso Arreola, Sara Sefchovich, María Teresa Meneses, Ernesto López Portillo Vargas, María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera, Luis Bugarini, Rosa Beltrán, Tryno Maldonado, Aline Petterson, Marisol Gase, Iván Ríos Gascón, Mónica Lavín, Francisco Hinojosa, Luis Felipe Lomelí, Julio Glockner, Antonella Fagetti, Sergio Téllez-Pon, Mónica Díaz de Rivera, Lolita Bosch, Fabrizio Mejía, Lourdes Pérez Gay, Ana Clavel, Argelia Arriaga García, Ana Francis Mor, José Mariano Leyva, Darío Ramírez, Regina Taméz, María Guadalupe Ambriz, Javier Moro Hernández, Roberto Diego Ortega, Amaranta Leyva Pérez Gay, Carmen Boullosa, Sandra Lorenzano, Carmen López Portillo, Ana García Bergua, Jaime Muñoz Vargas, Daniel Espartaco, Alberto Adame, Pedro Serrano, Felipe Ugalde, Eduardo Antonio Parra, Roberto Pliego, Kyra Galván, Isabelle Arroyo, Delia Juárez, Carmina Narro, Daniel Camacho, Rosa Beltrán, Gerardo de la Torre, Julián Herbert, Sergio Téllez Pon, Mathieu Le Corre, Adriana González Mateos, Ignacio Trejo, Claudia Fronjosá, Irma Eréndira Sandoval, Alicia Leal Puerta, Celina Izquierdo Sánchez Myriam Cacho, José Cacho Ribeiro, Maria Rosa Ochoa Ávila, Enrique Soto, Blanca Robledo-Atwood, Diego E. Zavala, Aracely Arce, Omar Espinoza de los Monteros, Maricarmen Fernández Alonso, Marisol Fernández, Lourdes Millán, Eduardo Torres Ramírez, Silvia Herrera, Azucena Ávila Vásquez, Pura López Colomé,  Lux Fernánez de Alva, Cristina del Valle, Argelia Arriaga, Vianey González, Rosa Beléndez, Eduardo Suárez Díaz Barriga… y 600 firmas más.​

Página 6 de 9« Primera...45678...Última »