Tag Archives: Redim

REDIM saluda la Promulgación de la Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes

La Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM se congratula por la Promulgación de la Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes y reconoce el trabajo de las y los legisladores, gobierno, sociedad civil y academia para esta Ley sea hoy realidad. Nos enfrentamos ahora a un gran reto que es la implementación a nivel federal, estatal y local de manera que con esta Ley General se logre un impacto positivo en la vida de las niñas, niños y adolescentes.

Frente al momento histórico y la coyuntura que vivimos como país, donde nos enfrentamos a una crisis de credibilidad y fragilidad institucional esta Ley General puede significar una oportunidad para que en perspectiva del Interés Superior de niñas, niños y adolescentes se articulen los esfuerzos de ciudadanas y ciudadanos, academia, organismos internacionales, sociedad civil y del estado en sus tres niveles de gobierno.

En este contexto, resaltamos nuestra preocupación por el retroceso en materia de derechos sexuales y reproductivos que impidió mantener en esta Ley el principio de laicidad y garantía de los derechos de la infancia a los que está obligado el Estado mexicano y que sin duda representa un reto para trascender a los intereses de los grupos ultraconservadores y atender las verdaderas necesidades de una infancia y una adolescencia modernas.

Esta Ley representa también un desafío para cambiar la forma en que vemos a la infancia ya que su implementación implicara un tránsito cultural para que se reconozca a niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho y no como objetos de protección.

Recordamos que una tarea inmediata será la armonización de las leyes en los Estados, para lo cual hay un periodo de 180 días a partir de la publicación, así como la formulación del reglamento. Llamamos además para que de forma urgente se destinen los recursos a nivel federal y estatal para que esta ley no quede sólo en el papel.

Si bien esta Ley significa un gran avance para atender el rezago, no es una solución que de forma instantánea resolverá todos los pendientes. Por ello, consideramos fundamental contar con inversión y con la voluntad política del Ejecutivo Federal, el poder Legislativo y los Congresos locales para que en tres o cuatro años podamos ver cambios reales en la vida de niñas, niños y adolescentes.

ES NUESTRO DERECHO O “JÚRAME QUE NO TE RINDES”

Para mis queridos Emiliano y Juan Martín, con el corazón.

Estábamos en la plancha del Zócalo cuando mi hija me llamó para decirme que su coordinadora de seguridad le avisó que “ya se estaba poniendo feo” y me pidió angustiada que por favor saliera de ahí. Nosotros, desde la esquina de la catedral con 5 de mayo, no alcanzábamos a percibir nada. No le creí. La gente estaba tranquila, contenta, comiendo cuanta cosa, platicando, aguantando el río de gente que venía por esa calle y se topaba con la plaza a reventar.

En nuestro camino hacia la calle de Madero encontramos a Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Estaba con Emiliano en su carreola, su mujer, su mamá y sus hermanas, esperando reunirse con otros familiares. Nos abrazamos con el gusto de siempre. Comentamos nuestra fortuna por haber asistido a una marcha que fue increíblemente numerosa, disciplinada, diversa y sin problemas. Nos despedimos con cariño, como siempre también, como hermanos que se quieren y como compañeros de lucha por los derechos de la infancia y la adolescencia en México recordando alguna cosa pendiente.

Luego salimos por Madero en un ambiente festivo, incorporados a la marcha de regreso en medio de familias y estudiantes con ánimo exultante. Recogí a mi hija en el Sanborn´s de los Azulejos, acompañada por un buen amigo que la cuidó hasta mi llegada. Le dije, ignorante de lo que ya estaba ocurriendo, que en el Zócalo no pasaba nada, y que debió alcanzarme allá.

Tomamos el metro en Bellas Artes y llegamos a casa. Inmediatamente buscamos los noticieros. Destacaban una marcha pacífica pero que al final hubo un enfrentamiento grave entre provocadores y granaderos, y que éstos además la habían tomado contra la mayoría pacífica de manifestantes. En eso estábamos cuando Xóchitl encontró un tuit de @ppmerino con la imagen de Martín, impotente y con Emiliano en brazos, aguantando golpes de la policía auxiliar y de la policía federal frente a los cuerpos derribados de su familia.

Me morí en ese instante. Llamé a Martín de inmediato y me dijo que no sabía cuántos golpes había recibido, pero que estaba bien, al igual que su compañera y su familia. Me regresó el alma al cuerpo. Lloré. Me horrorizó pensar en qué haría yo sin Martín, en que pudo haberle pasado algo grave a él y al pequeño Emiliano, un niño de sólo tres años, inteligente, vivaz, como todos los niños, precisamente en el aniversario 25º de la Convención de los Derechos del Niño.

Entendí que si se me hubiera ocurrido quedarme unos minutos más y comerme un elote con Martín me hubiera ocurrido lo mismo. Que si hubiera hecho venir a mi hija a la plancha del Zócalo le hubiera tocado la golpiza y que cargaría con esa culpa, que no era mía, para siempre. Que si hubiera perdido a Xóchitl en el tumulto, como ocurrió por momentos, probablemente ahora la tendría herida o detenida en una cárcel de alta seguridad en Nayarit junto con otros manifestantes pacíficos detenidos arbitrariamente, sin abogado, sin respeto al debido proceso y por supuesto sin respeto sus derechos humanos.

Estoy harto de que nos pase rozando la muerte. Estoy harto de sufrir la violencia en carne propia y que los delincuentes sigan libres. Estoy harto de que esté en alguna carpeta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos el caso de Jorge Armando, el llamado niño sicario de Zacatecas, entregado por la policía a los zetas sin ninguna consecuencia. Estoy harto de esperar a qué hora llegan por nosotros por escribir un artículo en el periódico o por alzar la voz. Estoy harto de esperar en qué momento destruirán nuestro blog en Internet. Estoy harto de evadir la noche. Estoy harto de esperar la mala noticia o la agresión siguiente. Estoy harto de pensar en que sigo vivo por suerte, no por un Estado que protege mi seguridad y mis derechos.

En la REDIM hemos dado, y seguiremos dando, una lucha leal, pacífica, apegada al artículo 1º constitucional, llamando al debate y aportando datos duros sobre la situación de niños, niñas y adolescentes en Zacatecas y en todo el país. Dialogamos con todos y construimos con mucha gente buena y democrática. Así impulsamos la aprobación de la Ley General de Protección de los Derechos de las niñas, los niños y los adolescentes, que por cierto el presidente Peña sigue sin publicar. Pero me queda claro que no hay ley que valga sin estado de derecho y sin una institucionalidad en la que los titulares de deberes apliquen la ley sin contemplación alguna, en ámbitos como la educación, la salud o la justicia.

Pensamos que existen dos ingredientes necesarios para “estabilizar” a México. Uno es hacer todo para construir un estado de derecho pleno porque, al igual que en tiempos de mis abuelos, México no ha podido rebasar una situación en que la ley se aplica discrecionalmente, con criterios políticos o económicos, a modo para los poderosos, los narcos y los corruptos.

El otro implica ponernos en la ruta de terminar con la enorme desigualdad que carcome al país y arroja a nuestros niños, niñas y adolescentes a la nada de la violencia o, en el mejor de los casos, a la nada de la destrucción de su amor propio y de su potencial.

Queremos estado de derecho y respeto irrestricto de los derechos humanos de todos y todas. Pensamos que la aplicación de la ley es el mejor camino para hacer de México un país decente. No es mucho pedir, es lo mínimo. Suena desproporcionado porque nunca lo hemos tenido y porque “desestabiliza” un “orden” que ha permanecido prácticamente incólume a lo largo de nuestra historia y que no es apropiado para la dignidad y la convivencia humana.

Lo lograremos tarde o temprano, a través de un diálogo nacional incluyente y de altura, que dé lugar a reformas profundas que aseguren un México en paz, no avivando el fuego de la faceta autodestructiva de nuestra patria.

Lo que podamos lograr sólo lo conseguiremos luchando pacíficamente, con la ley en la mano, porque México nos pertenece a todos y todas incluyendo, por supuesto, a los niños, las niñas y los adolescentes.

No nos vamos a ir a ningún lado, ni vamos a dejar de marchar. Es nuestro derecho.

Exigimos nos regresen a vivos a los muchachos de Ayoxinapa porque vivos se los llevaron y porque no queremos que esta historia se siga repitiendo ad infinitum.

“Júrame que no te rindes”, amable lect@r, como decía la convocatoria a la espléndida marcha del 20 de noviembre, que manchó una autoridad que no sabe ni quiere saber que la distinción entre los pacíficos y los violentos es la diferencia entre la democracia y el mundo salvaje.

REDIM exige respeto al derecho a la libre manifestación en la búsqueda de justicia por los desaparecidos de Ayotzinapa

Organizaciones de la Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM manifestamos nuestra profunda indignación por los actos de represión en contra de cientos de ciudadanas y ciudadanos que participaron pacíficamente en la marcha convocada el día de ayer por los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero.

La policía federal y granaderos del Gobierno del Distrito Federal haciendo uso desproporcionado de la fuerza pública irrumpieron en la manifestación pacífica donde se encontraban niñas, niños, adolescentes y personas adultas mayores. Bajo el argumento de aprehender a manifestantes rijosos se atacó de forma indiscriminada a todas las personas que se encontraban en las inmediaciones del Zócalo.

Entre los afectados por esta agresión policiaca se encontraba el Director Ejecutivo de REDIM, Juan Martín Pérez García, su hijo de tres años de edad, su esposa, madre y hermanas; quienes fueron atacados a golpes por parte de los granaderos sin ningún miramiento ante los llamados a proteger a su familia. Las mujeres fueron derribadas con los escudos y los jóvenes que buscaron protegerles golpeados por los policías.

Es importante destacar que en México la Constitución Mexicana ampara el derecho a la libre manifestación pacífica, y es obligación de las autoridades proteger la integridad de sus ciudadanas y ciudadanos. Especialmente de niñas, niños, personas con discapacidad y adultos mayores. Es ilegal hacer uso de la fuerza del Estado en contra de manifestantes pacíficos.

Recordamos que este 20 de noviembre se cumplió el XXV Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989) del cual el Estado Mexicano fue promotor. Esto obliga a revisar las actuaciones de todas las instituciones, especialmente las de seguridad que han mostrado que carecen de protocolos de actuación frente a niñas y niños. Como ejemplo de ello, está el cateo de menores de edad el pasado 16 de septiembre por parte de la policía federal.

  • Exigimos a las autoridades federales y locales respeto al libre derecho a manifestarse de todas y todos los ciudadanos.
  • Exigimos se informe públicamente quién o quiénes y bajo qué argumentos dieron la orden de reprimir a manifestantes pacíficos.
  • Exigimos justicia ante los atropellamientos y hechos violentos cometidos por las autoridades durante la concentración que se identifiquen y sancione a las autoridades de todos los niveles que dieron la orden e instrumentaron el desalojo.
  • Este acontecimiento obliga a las autoridades a hacer pública la existencia de los Protocolos de Actuación de las fuerzas de seguridad en donde hay presencia de niñas, niños, personas con discapacidad y adultos mayores. Y en caso de no existir deben establecer un plazo razonable para su desarrollo y capacitación en el marco del respeto a los derechos de la infancia y los derechos humanos.

REDIM hace suya a la exigencia social que reclama la aparición inmediata y con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero.

UN SISTEMA INTEGRAL DE GARANTÍA DE DERECHOS DE LA INFANCIA, “UNA RESPUESTA A TODAS LUCES NECESARIA”: CARLOS MUÑOZ IZQUIERDO

Luis Alberto Barquera.
A la memoria de mi maestro Carlos Muñoz Izquierdo.

El 12 de octubre de 2011, luego de que el Congreso modificara el artículo 73 de la Constitución de la república para “expedir leyes que establezcan la concurrencia de la federación, los estados, el Distrito Federal y los municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, en materia de niños, niñas y adolescentes”, salimos de Zacatecas, donde las leyes de infancia son de “papel”, para impulsar la Ley General de los Derechos de las Niñas, los Niños y los Adolescentes, que finalmente se aprobó el 6 de noviembre de 2014.

Tres años y 27 días de lucha. Hoy, que me quedo frío y devastado ante la noticia de su muerte, no puedo dejar de mencionar especialmente a don Carlos Muñoz Izquierdo, como inspiración y respaldo de ODISEA, A.C., en este esfuerzo. Recordarlo es mi homenaje a su memoria.

En este tiempo ODISEA, A. C trabajó intensamente con la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) que, junto con UNICEF, impulsó el debate y acercó la experiencia más relevante a los medios de comunicación, en particular a las Cámaras de Senadores y Diputados, sobre la importancia de que México, después de 25 de firmada la Convención de los Derechos del Niño, contara con un Sistema Integral de Protección de los Derechos de los Niños, las Niñas y los Adolescentes.

Literalmente escribimos centenas de textos, impulsamos decenas de foros y conferencias de prensa y realizamos innumerables reuniones de trabajo con organizaciones y aliados. En el camino logramos detener, en 2012, la Ley General para la Protección Integral de los Derechos de la Niñez, una ley declarativa, “sin dientes”, similar a la iniciativa preferente que presentó el presidente Peña Nieto el 1 de septiembre, la cual desatendió todo ese acumulado de discusión y análisis, particularmente el ocurrido en el Senado durante estos tres años.

Sin embargo, precisamente el Senado, tuvo a bien abrir el debate para discutir la iniciativa preferente. Participamos UNICEF, junto con todas las agencias de Naciones Unidas relacionadas con el tema, la REDIM, y expertos y académicos, entre los que tuve el honor de que se me incluyera http://tinyurl.com/nc9dzc3. El debate fue de altura y permitió que se abundara en argumentos y detalles sobre el porqué la iniciativa preferente no asumía las obligaciones del Estado y carecía de efectividad para garantizar los derechos humanos de niños niñas y adolescentes.

La REDIM fijó cinco “irreductibles” http://tinyurl.com/lbm98lu para lograr una ley general de altura: Enfoque de derechos, Definición precisa de ámbitos y espacios de concurrencia, Sistema Integral de Garantía de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, Participación de la sociedad civil y de niños, niñas y adolescentes y Presupuesto adecuado.

¿Qué logramos?

Logramos poner a la altura de la Constitución la iniciativa preferente del presidente Peña.

Esto significa un Sistema Nacional, así como Sistemas Estatales y Municipales de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes, presididos por el presidente de la república, gobernadores y presidentes municipales. Los congresos locales tendrán que armonizar sus leyes con la ley general, para dar lugar a un Sistema Estatal de Protección de los Derechos de los Niños, las Niñas y los Adolescentes en cada entidad y sus correspondientes sistemas municipales.

La Secretaría Ejecutiva de este sistema estará a cargo de la Secretaría de Gobernación, la cual coordina el Sistema Nacional y se articula con las secretarías ejecutivas de los sistemas de las entidades federativas para realizar la política nacional de infancia e informar periódicamente sobre los avances en la materia.

Los diferentes sistemas estatales se coordinarán con base en un Programa Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. El sistema en cada entidad tendrá una secretaría técnica que tendrá su cargo un sistema estatal de información y el mandato de coordinar el esfuerzo institucional en favor de la infancia.

La ley contempla la creación de la Procuraduría Federal de Protección, así como procuradurías estatales de protección, adscritas a los sistemas DIF, las cuales coordinarán la ejecución y darán seguimiento a las medidas de protección integral y restitución de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

No es una ley perfecta. En mi opinión queda pendiente la efectiva participación de la sociedad civil, así como garantizar la de niños, niñas y adolescentes. Aunque nosotros estamos entre los principales promotores de esta ley, sigue existiendo un temor irracional a nuestra participación porque ésta cuestiona las reglas actuales de un poder, que se basa en la exclusión de la sociedad y el monopolio en la definición de las políticas públicas. Ahora tenemos un espacio mayor para la incidencia, incluso si se intenta dejarnos fuera del Sistema.

Una debilidad importante está en las defensorías, que no son autónomas. Nos hubiera gustado un mayor compromiso con políticas de discriminación positiva en favor de niños indígenas, trabajadores, rurales y con discapacidad, pero ahora tendremos mayor espacio para llevar adelante nuestras propuestas porque estos temas son, precisamente, la materia del Programa Nacional y del Sistema, no hacer lo mismo de toda la vida.

Con todo, no podemos negar que la aprobación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, avalada por UNICEF, es un verdadero paso adelante que ofrece a México la oportunidad de avanzar en la garantía de los derechos de la infancia.
A partir de hoy hay menos espacio para que los gobiernos de los estados se escondan en “leyes de papel” y continúen implementando políticas públicas de forma irresponsablemente inercial. El Presidente de la república, los gobernadores y los presidentes municipales tendrán que rendir cuentas. Será más difícil funcionar cómo si los niños, niñas y adolescentes con mayores desventajas no existieran.

Recordemos que sólo 16% de los niños y las niñas de México, de acuerdo con UNICEF, ejercen todos sus derechos, como el de vivir en familia, a la educación, a la salud, a la vivienda digna, a la participación o a la protección especial. Los gobiernos con leyes más atrasadas tienen la oportunidad de ponerse al día con la ley general, mientras que los más abiertos y progresistas en la materia, los que ya se comprometieron con iniciativas como “10 por la Infancia” y ya han hecho avances legislativos, como Coahuila, Jalisco e Hidalgo, potenciarán su esfuerzo.

Nuestro reto es la implementación, la armonización legislativa en cada estado de la república y mantener la capacidad de generar propuestas efectivas y de dar el debate, porque la agenda de la ley general debe elevar la capacidad del Estado de utilizar mejor el presupuesto y de generar bienes públicos para la infancia y eso es lo que tenemos que exigir. No queremos saber qué se dice que se hace, sino realmente lo que se hace, los derechos que se garantizan efectivamente, con indicadores precisos y con evaluación de por medio.

La REDIM, como se anota en sus irreductibles, propuso al CONEVAL “con el objetivo de establecer cuántos y cuáles de esos derechos son efectivamente respetados, protegidos y satisfechos por las instituciones y de obtener elementos para realizar recomendaciones” y eso ya está en la ley general. Ahora nuestra lucha será lograr que esas recomendaciones sean de carácter vinculante y tengan presupuesto. Ya dimos este importante paso contra las “leyes de papel”, y nos dimos un instrumento para dar la luchar por la agenda pendiente, como vivir libres de violencia y lograr inclusión y calidad educativa para todos y todas.

Guerrero, por ejemplo, debe ser de primera importancia para el Sistema Nacional. El Semáforo Municipal de los Derechos de la Infancia lo ubica en el lugar 31 en garantía de derechos de niños, niñas y adolescentes http://tinyurl.com/nm7abyx La salida a la violencia pasa por garantizar derechos de la infancia, porque la paz no es posible en las condiciones que viven miles de niños, niñas y adolescentes, así como sus familias, maestros y los estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa.

El Sistema Nacional, y sus réplicas estatales y municipales, deben de servir para lo que el INEE ha señalado para el caso de la educación. Muchos de los problemas que causan la inequidad en este ámbito “no son educativos ni dependen de las políticas del sector” por lo que el combate a la inequidad educativa “requiere de políticas intersectoriales capaces de atender al menos aquellas consecuencias de la pobreza (…) que afectan de manera directa la escolaridad de la población.”

También puede servir para entender lo que Don Carlos Muñoz, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2012, señala cuando dice que “las becas que distribuye la SEDESOL (a través del “Programa Oportunidades”) son entregadas a las familias sin implementar en las escuelas a las que asisten los becarios, las medidas pedagógicas que son indispensables para ofrecer a esos alumnos una educación que se adecue a las condiciones socioculturales en que se encuentran. Como reiteradamente se ha demostrado, esas ayudas financieras son necesarias, pero insuficientes, para asegurar los aprendizajes de los niños.”

El Sistema puede servir para reorganizar el Estado y la política educativa hacia los más pobres. Hay que hacer las cosas de otra manera, porque de becarios de Oportunidades están llenos Ayotzinapa y miles de localidades del país, sobre todo en las zonas rurales. Don Carlos Muñoz, precisamente el último día que nos vimos, me dijo que este programa es una “puerta giratoria” que favorece el ingreso, pero no impide que muchos estudiantes abandonen prematuramente la escuela o salgan de ella sin las competencias para participar en la sociedad del conocimiento. “Necesitamos fortalecer la escuela y garantizar los derechos de los niños con mayores desventajas porque de otra manera la desigualdad permanece y el Sistema de garantía que propones es una respuesta a todas luces necesaria. Así entiendo la Segunda Oportunidad para los niños fuera de la escuela que propone ODISEA en Zacatecas”.

El mensaje de don Carlos es que no habrá avances significativos mientras los apoyos sociales y pedagógicos estén disociados. La tarea del Sistema es asociar lo disociado en este y otros temas, fortalecer a los titulares de derechos y establecer claramente las obligaciones de los titulares de deberes.

Me quedo con el aliento, la generosidad y el ejemplo de Don Carlos. El logro de haber sacado esta ley general, en lo que toca a nosotros, se lo dedico a él porque siempre nos apoyó con su consejo, con su nombre, y porque siempre pensó que lo conseguiríamos. Ya platicaré en otro espacio de su colaboración con nosotros.

En lo que toca propiamente a este proceso destaca cómo debe trabajar el sector más progresista y educado de la sociedad civil con el legislativo (principalmente con argumentos legales y técnicos), el mismo que después votó en contra de los derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes. Nadie tiene el monopolio de la democracia.

Dimos un paso importante, en el mar de pendientes en materia de derechos humanos que tenemos. En este sentido también hay que decir que la gran amenaza para el Sistema de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes es la falta de estado de derecho y que los titulares de deberes, los funcionarios, trabajen como si lo primordial no fuera el respeto y garantía de los derechos humanos. Tampoco puede funcionar sin una sociedad fuerte que impulse el cambio y sin ejemplos como el de Don Carlos Muñoz Izquierdo, que comprometió su vida con el señalamiento de que mientras no reconozcamos que la pobreza y las desigualdades educativas van de la mano, no podremos tener un México ni justo, ni en paz.

@LuisBarquera

REDIM ofrecerá asesoría a la Sra. Elia Tamayo y sus defensores en la búsqueda de justicia por el homicidio del niño José Luis

La Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM presentó en conferencia de prensa su balance del VI Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, realizado en Puebla del 12 al 14 de noviembre pasado; en el que se dieron cita expertas y expertos tales como integrantes del Comité de los Derechos del Niño (CRC-ONU), quienes por primera ocasión se reunieron fuera de Ginebra, Suiza.

En el evento se logró además realizar un balance de los XXV años de la Convención sobre los Derechos del Niño realizado por expertos internacionales y nacionales. De forma paralela, se realizó un Congreso de Infancia y Adolescencia donde niñas, niños y adolescentes conversaron sobre sus principales inquietudes en torno a la garantía de derechos.

En rueda de prensa, la REDIM dio a conocer que el pasado jueves 13 de noviembre la Señora Elia Tamayo, madre del niño José Luis Tehuatlie Tamayo asesinado el pasado 9 de julio, junto con sus defensores llegaron al VI Congreso Mundial en compañía de congresistas de Alemania y Venezuela. REDIM buscó facilitar el diálogo con los expertos del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, quienes manifestaron su interés en escuchar su testimonio.

Sin embargo las autoridades de Puebla, argumentaron que la Sra. Elia Tamayo no estaba acreditada y que el diálogo no podía realizarse en el marco del Congreso. Con la finalidad de no exponerla a más humillaciones las y los integrantes del Consejo Directivo de REDIM plantearon la posibilidad de reunirse en una cafetería cercana.

Ante las y los expertos internacionales la Señora Elia Tamayo manifestó sus preocupaciones y la necesidad de buscar justicia a través de instancias internacionales. El Comité de los Derechos el Niño de la ONU acordó  buscar más información sobre el caso.

La REDIM se manifestó consternada porque el Gobierno de Puebla desplegó un operativo de seguridad desproporcionado e innecesario tales como vigilancia personalizada a integrantes de la red y el cierre de los accesos al Centro Expositor. Esto llevo a realizar una valoración junto con los congresistas de Alemania y Venezuela, para no presentarse el día viernes previendo cualquier tipo de represalias.

El día viernes las y los adolescentes indignados por las notas locales que describían lo ocurrido con la Señora Tamayo, solicitaron una explicación a las y los funcionarios del Estado sobre qué había sucedido.

En Asamblea con adolescentes y funcionarios del Gobierno de Puebla se hicieron varios acuerdos que fueron presentaron en las conclusiones del VI Congreso Mundial.

Destacamos los compromisos que REDIM asumió frente a las y los adolescentes:

  • Convocar a próximo evento, donde el tema central será el seguimiento al caso de José Luis y la búsqueda de justicia de su madre Elia Tamayo donde se invitará a niñas, niños y adolescentes que estén interesados en el seguimiento a este caso paradigmático.
  • Previo al encuentro se les hará llegar información oficial y de  las organizaciones de derechos humanos, sobre el caso de José Luis, para que construyan un criterio propio.
  • REDIM estudiará este caso paradigmático en el ámbito jurídico y en lo que corresponde a la política pública. Así como valorar con la defensa llevar el caso a instancias internacionales si se agotan los recursos nacionales sin lograr el acceso a la justicia.
  • Se buscará crear una Comisión Internacional de seguimiento al caso paradigmático teniendo como base las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Dicha comisión estaría integrada por adolescentes de varios países, defensores de derechos humanos y por organizaciones internacionales quienes buscarán el cumplimiento de estas recomendaciones y la satisfacción de la Sra Elia Tamayo en su búsqueda de acceso a la justicia.

Para REDIM este congreso mundial y este acontecimiento puede ser una oportunidad para reconsiderar la estrategia equivocada que han tenido  el Gobierno de Puebla en el caso de José Luis, que permita resarcir los daños y sobre todo lograr que se acceda a la justicia.

De acuerdo con Juan Martín Pérez, Director Ejecutivo de la REDIM “No hay mejor forma de superar un conflicto que luchando contra la impunidad, facilitando el acceso a la información, transparentando las acciones y sobre todo evitando muestras como las que hemos señalado desproporcionadas e innecesarias; prácticas que creíamos ya superadas en este país”.

REDIM: Necesarios recursos y voluntad política para implementar la Ley General por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes

Con la aprobación de la Ley General por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes México da un salto histórico hacia la garantía de los Derechos de la Infancia ya que después de 24 años de rezago en el ámbito legislativo, esta nueva Ley General, permitirá contar con un rediseño institucional bajo el cual los entes responsables de atender a la infancia trabajarán de forma coordinada.

En este sentido, una tarea inmediata será la armonización de las leyes estatales, para la cual hay un periodo de 180 días a partir de la publicación, así como la formulación del reglamento que permita que esta Ley se haga una realidad.

Desde la Red por los Derechos de la infancia en México #REDIM, consideramos que esta es una oportunidad de pagar la deuda histórica con esta población de casi 40 millones de mexicanas y mexicanos con menos de 18 años de edad.

Lamentamos que en medio de este avance, los grupos ultraconservadores hayan dado cuenta de la fragilidad de la Cámara de Diputados con el retroceso en materia de derechos sexuales y reproductivos en esta Ley General, los cuales impidieron mantener ella el principio de laicidad y garantía de los derechos de la infancia a los que está obligado el Estado mexicano.

Llamamos para que de forma urgente se etiquete el mayor presupuesto disponible para su implementación, así como a que se destinen los recursos a nivel federal y estatal para que esta ley no quede sólo en el papel.

Consideramos que si bien esta Ley significa un gran avance para atender el rezago, no es una solución que de forma mágica o instantánea resolverá todos los pendientes. Por ello, consideramos fundamental contar con la voluntad política del Ejecutivo Federal, el poder Legislativo y los Congresos locales para que en tres o cuatro años podamos ver cambios reales en la vida de niñas, niños y adolescentes.

#REDIM saluda la aprobación de la Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes.

Comunicado

24 de octubre de 2014

La Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM saluda la decisión de las y los Diputados al aprobar el dictamen de Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes votado en pleno el día de ayer. Consideramos que este es un momento de oportunidad para que el Senado de la República apruebe esta Ley General, de manera que puedan ser considerados los recursos para su implementación en el Presupuesto de Egresos 2015.

Hacemos un atento llamado al Senado de la República, a fin de que la Ley General sea aprobada de forma inmediata, e insistimos en la necesidad de establecer una ruta de trabajo en los próximos períodos legislativos para armonizar las leyes que ameriten discusión y revisar temas pendientes que pueden ser mejorados.

Demandamos que se priorice en este momento el etiquetar y garantizar el máximo de recursos disponibles del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2015 a esta Ley General, a fin de implementar el Sistema Nacional de Protección Integral de Derechos Niñas, Niños y Adolescentes ya que de lo contrario, sin presupuesto, niñas, niños y adolescentes no verán avances reales en la garantía de sus derechos en su vida cotidiana.

Ante este escenario, desde la #REDIM reiteramos la necesidad de continuar avanzando y no frenar esta Ley General, que pese a ser perfectible, cuenta con elementos importantes que permitirán garantizar los Derechos de la Infancia en nuestro país como la creación de este Sistema Nacional.

Lamentamos el retroceso en materia de derechos sexuales y reproductivos luego de las reservas dadas a conocer y puntualizamos nuestra preocupación por la fragilidad de la Cámara de Diputados ante los grupos de interés conservadores quienes mantienen ideas completamente alejadas de la realidad de la niñez mexicana.

REDIM llama a la aprobación inmediata de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

La Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM hace un llamado urgente a la Cámara de Diputados para que continúe el gran trabajo que realizó el Senado de la República al avanzar hacia la creación del Sistema Nacional Protección Integral, reflejado en el proyecto de Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que les fue enviado el pasado 30 de septiembre.

Llamamos a la aprobación inmediata de esta Ley General y a que se mantenga en ella el principio de laicidad y garantía de los derechos de la infancia a los que está obligado el Estado mexicano.

Invitamos a la Cámara de Diputados a evitar que la discusión de la Ley General entre al juego político electoral que pretenden provocar grupos de presión conservadores y que ocasionaría regresiones en el marco de derechos de la infancia.

Exhortamos a establecer una ruta de trabajo para armonizar las leyes que ameriten discusión en los próximos períodos legislativos. Consideramos que en este momento es prioritario enfocar los esfuerzos, de tal manera que se etiquete y garantice el máximo de recursos disponibles en la Ley de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2015 a fin de implementar el Sistema Nacional de Protección Integral de Derechos Niñas, Niños y Adolescentes. Esto permitirá al Estado mexicano afrontar el gran rezago que tiene en el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989).

Con este fin, nos dirigimos al Dip. Silvano Aureoles Conejo (PRD), Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, al Dip. Manlio Fabio Beltrones Rivera (PRI) Presidente de la Junta de Coordinación Política y a la y los Diputados que integran esta Junta: José Isabel Trejo Reyes (PAN), Ricardo Monreal Ávila (MC), Agustín Miguel Alonso Raya (PRD), Arturo Escobar y Vega (PVEM), Alberto Anaya Gutiérrez (PT) y a la Diputada María Sanjuana Cerda Franco (Alianza) para recordarles que las y los diputados tienen en sus manos una decisión que puede cambiar la vida de millones de niñas, niños y adolescentes mexicanos.

Recordamos que el pasado 16 de octubre hicimos entrega a la Cámara de Diputados de más de 13 mil firmas de líderes de opinión, ciudadanas y ciudadanos a través de las cuales se pide la creación de este Sistema Nacional que significaría un paso más para pagar la deuda histórica que el Estado tiene con la niñez y la adolescencia en nuestro país.

Atentamente
Juan Martín Pérez García
Director Ejecutivo / Red por los Derechos de la Infancia en México #REDIM
@juanmartinmx
@derechoinfancia

REDIM FELICITA AL SENADO DE LA REPÚBLICA POR MODIFICAR Y APROBAR LA INICIATIVA DE LEY GENERAL DE DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

México DF a 29 de Septiembre, 2014.- La Red por los Derechos de la Infancia en México, REDIM saluda la decisión y felicita el trabajo de las y los Senadores al modificar de forma importante la iniciativa preferente de Ley General enviada por la Presidencia. #REDIM valora de forma especial que los legisladores tomaran en cuenta la opinión y experiencia de las organizaciones de la sociedad civil, académicos y organismos internacionales para modificar esta Ley General, ya que orientará la política pública a favor de la infancia en nuestro país.

Ya eran muchos años de rezago en la armonización legislativa, la última ocurrió el año 2000 cuando fue aprobada la Ley federal. El Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas ha recomendado a México en varias ocasiones actualizar su legislación en derechos de la infancia. Con la aprobación del día de hoy se da un salto cualitativo importante con la Ley General de derechos de niñas, niños y adolescentes, votado por unanimidad en el pleno del Senado de la República. Aún falta la revisión, ajuste y aprobación en la Cámara de Diputados, donde seguramente varios temas podrán ser precisados para lograr la mayor armonización posible.

REDIM destaca que después de la aprobación en la Cámara de Diputados se abre una nueva etapa para el Estado Mexicano. Lograr la implementación de la ley general demandará un una clara voluntad política del Presidente de la República, del Secretario de Gobernación, Secretarias y Secretarios y Gobernadores de todo el país. Será importante reconocer las inercias institucionales, las falsas creencias en la educación de niñas y niños, así como reconocer la gran tarea de formación y capacitación a las y los funcionarios que operarán esta Ley General en beneficio de niñas, niños y adolescentes que viven en México.

También será necesario para el Poder Legislativo Federal y en los Congreso Estatales armonizar las leyes federales, locales y municipales que obstaculicen la implementación de la Ley General, evitando con ello se quede sólo en el papel.

Será indispensable que la Cámara de Diputados se comprometa a destinar mayor presupuesto etiquetado para la implementación de la Ley General en proceso de aprobación. Ese presupuesto deberá verse reflejado en la Ley de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Finalmente la REDIM señaló que este es un momento histórico que marca una nueva etapa en la vida de niñas, niños y adolescentes; este es un momento de celebración ya que después de más de tres años de impulsar la campaña Por una ley de altura (#x1leydealtura) este día por fin ganó la niñez, ganó México, ganamos todas y todos.

Atentamente

Juan Martín Pérez García

Director ejecutivo

Red por los derechos de la infancia en México

#REDIM @derechoinfancia @juanmartinmx

Página 1 de 212